Una preciosa forma de ejemplificar una realidad terrible: cada 3 segundos muere un niño en nuestro mundo, en nuestra tierra.

Anuncios