Es difícil atinar cuando se trata de describirnos como especie. Ni tanto, ni tan calvo. Ni lo uno ni lo otro. Dominamos a la perfección toda la gama de colores, y lo que es más importante, no acabamos de decidir nuestro preferido.

Pero da miedo pensar que nuestros pasos sigan los del personaje del vídeo. ¿Hacia allí nos dirigimos?

En eso estamos, apurando el timón y el angulo de giro, hasta justo antes de comernos el iceberg, Nos va la emoción ¡¡¡

Anuncios