Etiquetas

, , ,


Porque en ese instante, sólo existe eso… nada más, ni pasado, ni futuro… ni siquiera el presente. Porque es la melodía lo único que vive y respira, y tú junto a ella buceando en un agujero blanco vacío de preocupaciones, inquietudes, inconformismos y problemas.

Eh ahí el milagro… si pudiéramos transformar su esencia en un brebaje, seguramente se convertiría en la cura de muchos males propios de nuestro tiempo.

Eh ahí el propósito… alcanzar de forma permanente y voluntaria un estado de quietud  y paz absoluta sin necesidad de coger una guitarra o cualquier otro instrumento. Otros entenderán esta sensación al contemplar un paisaje, escuchar las olas del mar, sentir la luz del sol sobre tu piel… son momentos únicos y vacíos de pensamientos pasados o futuros. Eres tú sin más.

Y cómo no… si es la música, música ofrezco.

Anuncios