Etiquetas

, , , , ,


Ayer 28 de Noviembre del 2010 comenzaron a fluir los 250.000 documentos obtenidos por wikileaks (El 11 – S de la Diplomacia, según han calificado muchos medios).  Entre los archivos hay comunicaciones enviadas desde la Administración central estadounidense (Departamento de Estado, Defensa, etcétera.) hacia sus representaciones diplomáticas en el mundo; en sentido inverso, desde estas delegaciones hacia Washington; mensajes compartidos entre diferentes embajadas de EE UU, y también entre delegaciones de ese país y misiones de otros países.

Por si a alguien le quedaban dudas de que entre bambalinas se cuece mucho más de lo que dejan ver, aquí está la prueba irrefutable de ello.  Han dicho que esta gran filtración cambiará la forma y manera de establecer las relaciones diplomáticas entre países… y uno no acaba de creérselo… ya buscaran canales de comunicación más seguros, en eso pondrán todo su esfuerzo . No veo mucho más cambio. Ya que auto – crítica ninguna. Entienden que la no transparencia es una forma segura y eficaz de hacer política, y que así debe seguir siendo. Quizá saber que entre su gente hay personas con valentía para filtrar la información les haga ser más precavidos… poco más.

En cualquier caso, tal y como ocurre dentro de la esfera política ocurre en muchos otros sitios, por no decir en todos… ¡¡ si hasta en una comunidad de vecinos hay grupos o alianzas y fluye la información de un lado a otro sin pasar por todos los miembros como se supone que debería de ser ¡¡

Y ¿por qué ha sido así siempre? Pura desconfianza entre Gobiernos, pura desconfianza entre políticos dentro de cada Gobierno. No queda otra opción si partimos de esta premisa… recoger información de unos y otros, presionar y forzar alianzas que afiancen nuestros intereses, porque aquí cada uno juega como un equipo propio, y el objetivo es ganar el partido a pesar de todos los demás.

Si no hay confianza se necesita de esta clase de artimañas, porque de cara a la galería (y esos somos todos los demás) todo son sonrisas cordiales entre ellos, abrazos y buenos gestos… ¡Ja ja ja ja¡

Y la prensa ha tenido y seguirá teniendo un papel fundamental a la hora de desarticular mesas camillas y todos aquellos actos que se quedan tras el telón antes y después de cada una de las obras que nos hacen tragar. No sé cuándo comenzará a ejercerlo… porque demasiado a menudo se les ve actuando junto a ellos… los cuatro “poderes” interpretando una comedia romántica día sí, día también…

Y nosotros… ¿vamos a seguir confiando en ellos si ellos nunca confiaron entre si mismos?

Dejo el enlace de El País donde podréis seguir todo este teatro. PINCHA AQUÍ

Anuncios