Una rosa de los vientosrosa náutica es un círculo que tiene marcados alrededor los rumbos en que se divide la circunferencia del horizonte.

La Rosa de los Vientos es un un programa radiofónico emitido por Onda Cero (actualmente los sábados y domingos de 1:00 a 4:00 de la madrugada) que nació allá en 1997 y que actualmente constituye un espacio de reunión y de encuentro donde compartir el presente, pasado y futuro de nuestra realidad menos conocida, pero por ello no menos trascendental.

La Rosa de los vientos, es un galeón que zarpa sábados y domingos para descubrirnos tierras lejanas seguramente ya habitadas, pero que pocos conocemos… y es entonces, como lo ha sido siempre, cuando tu mundo da un pequeño giro, quizá minúsculo, pero seguramente lo suficiente como para re – leerte y re – posicionarte frente a tu realidad, que al y fin y al cabo es la de todos.

La Rosa de los vientos navega en cualquier dirección desde cualquier destino… pasando por las más novedosas noticias científicas y tecnológicas, para volver casi a la velocidad de la luz hasta descubrimientos de eras pasadas, tan pasadas que el origen de los seres humanos es rumbo muchas veces tomado…  y volvemos del segundo cero hasta la actualidad, para contar los que puedan quedarnos en adelante, bajando el ancla en el espacio azul y verde. No hay tiempo para mucho turismo, que ya estamos viento a favor descubriendo que los caracoles sirven de inspiración para los ejércitos nuevos, para al instante hacer parada en la orientación astronómica de los edificios celtíberos, egipcios o mayas… y únicamente son 4 horas de viaje cada sábado y domingo ¡¡¡ Sin duda el galeón más rápido que he conocido.

… porque como decía un amigo, “aquello que creemos saber nunca es todo lo que dicen que es”…

Por mi parte, aquí va mi homenaje a La Rosa de los vientos. Retomé esta composición no hace mucho y no tuve dudas a la hora de buscar un tema para que le diera vida.  Disculpad por la voz del que canta… un tal Esteban Corsino. También porque un ordenador de sobremesa, unas guitarras, un sintetizador y un micrófono no permiten hacer grandes proezas musicales.

Anuncios